• Vestidos de Novia

  • El traje de novia es un traje único, especial quizás porque refleja un momento mágico en la vida de toda mujer…también porque es irrepetible. Ya que es la joya de la corona. Y la novia es el centro de atención el día de su boda y tiene que  estar preparada para vivir uno de los días más importantes de su vida (o al menos eso es lo que se espera).

    Además, María José Jorda os hace los trajes totalmente personalizados y al máximo detalle, por lo que nunca veréis salir de su taller de alta costura ningún vestido de novia igual ni parecido a otro que ella haya confeccionado, ya que su estilo, buen gusto, creatividad y su toque personal le dan a los vestidos de novia un toque realmente perfecto. Gracias a que si contratáis sus servicios, ella será parte de vuestro equipo, ya que vosotras podéis ir de la mano con ella para afinar detalles, pulir cualquier pequeño detalle del vestido, entre otros. Os lo probaréis en las citas para saber cómo os va quedando, son varias veces en el proceso, es para pulirlo y dejarlo perfecto.

    Cuando ya se esté en la fase final de la fabricación de vuestro vestido, también sirve para que vayáis viendo si se deben cambiar cosas, agregar otras más, eliminar algunos detalles innecesarios. La experiencia, capacitación y dedicación de María José Jordá, se ve reflejada en todos y cada uno de los vestido de novia que ella ha confeccionado, que no son pocos por cierto, lo que la convierte en una de las modistas independientes más buscadas y mejor posicionadas en el ramo del corte y la costura de alta gama.

    Gracias a este sitio de honor que ella ocupa, lo que os brindará María José Jordá será excelencia, profesionalidad y alta calidad, además de toda la ética de la que puede ser merecedora, su experiencia y su excelente reputación en el mundo de la costura hablan por ella misma, sólo ofrecerá lo mejor, simplemente lo mejor para que vosotras estéis espectaculares con vuestros vestidos de novia en esa ocasión especialísima como es el matrimonio.

    En función del tipo de bodas que vayáis a celebrar, hay que pensar qué tipo de vestidos,  colas y velos qué vais a necesitar. Si lo que quieres es una celebración clásica, nos inclinaremos por hechuras y figuras tradicionales que siempre podemos modernizar con bonitos detalles. Si lo que quieres es una boda hipster, entonces quitaremos colas aparatosas y velos, consiguiendo así una imagen de la novia fresca y actual.

    Si tu propio estilo es, romántico, clásico, informal, no intentaremos forzarte para disfrazarte en esta ocasión, que será única e irrepetible en una mujer. Lo importante es resaltar tu belleza al máximo, potenciar tus virtudes y matizar u ocultar los posibles defectos. No intentes forzar tu personalidad, pretender ser lo que no eres. Recuerda que la elegancia es sinónimo de naturalidad, discreción y coherencia.

    Te ayudare a elegir los materiales más apropiados para tu celebración, el color más apropiado y que más te favorezca a tu tono de piel, las formas, las mangas, el volumen, los detalles, la comodidad y los escotes más favorecedores para que te veas bella, esplendida y actual.

    En nuestro taller, tendrás la ocasión de escoger todos los detalles de tu vestido: cinturones, encajes, pedrerías, aplicaciones, puntillas, entredoses, valenciennes, etc.… y siempre  con tejidos exclusivos de alta calidad para que deslumbres en ese día y estés espectacular.  Elegiremos un corte y una silueta que resalte las partes  bonitas de tu cuerpo. Y suavizando en lo posible tus puntos débiles.

    Si tienes la suerte de que en tu familia se haya conservado una mantilla antigua o un bonito velo, quedaran muy bonitos recogidos sobre la coronilla con un broche vintage.

    En la penúltima prueba nos gusta ver el traje junto con los complementos que hayamos elegido junto con la clienta. También les pedimos que vengan con el peinado y maquillada sobre todo si se trata de novias, es entonces cuando hacemos fotografías y no antes para comprobar el conjunto de la imagen.

    Cuando el traje ya está acabado y la clienta lo viene a recoger se hace la última prueba.